fbpx

LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN EN CROSSFIT

La alimentación es algo de suma importancia para nuestro a día a día y no siempre la cuidamos como deberíamos. Ya seas deportista de élite o un aficionado a ver series en tu sofá, eres lo que comes, y tienes que saber qué alimentos te convienen según tu actividad física y mental. Por eso queremos dedicar este post a hablar un poco sobre cómo funciona tu cuerpo cuando entrenas CrossFit y como deberías alimentarlo.

Como probablemente sepas ya, el CrossFit es un deporte de alta intensidad que suma ejercicios de resistencia, agilidad, fuerza y potencia, lo que significa que necesitarás mucha energía si quieres que tus entrenamientos tengan un resultado óptimo. Pero ¿sabías que durante las clases de CrossFit usas dos tipos diferentes de metabolismo para obtener energía? Cuando empiezas el entrenamiento, trabajas a una intensidad menor, y tu cuerpo utiliza el metabolismo aeróbico para aportarte mucha energía de forma lenta. Este tipo de metabolismo quema carbohidratos, lípidos alimentarios, las reservas de glucógeno y grasas corporales de tu cuerpo para ofrecerte esa energía previa. Una vez empiezas el WOD, sin descansos y con mayor intensidad, tu cuerpo pasa al metabolismo anaeróbico, y este depende de tus reservas de glucógeno para conseguirte energía rápidamente, aunque en menor cantidad.

¿Sabes lo que significa esto último? Significa que en CrossFit necesitas tener tus depósitos de glucosa llenos para poder rendir correctamente en tus entrenamientos, y para eso es muy importante la ingesta de carbohidratos. Si, has leído bien. Para poder construir músculo y mejorar tus capacidades físicas no necesitas tener una dieta rica en proteína, sino aumentar los carbohidratos, subir las calorías diarias y realizar un entrenamiento de calidad, como el que pueden ofrecerte nuestros entrenadores.

En Shaka CrossFit sabemos que este es un deporte de alta intensidad, y que muchos hemos sufrido una subida de ácido láctico que nos ha entorpecido el entrenamiento (hablando en plata: muchos de nosotros hemos vomitado en mitad de un WOD y creíamos que nos moríamos, para luego volver al box a terminar el entrenamiento). Algunos atletas prefieren entrenar en ayunas para evitar estas situaciones, pero esto es algo que va a ralentizar tu mejora, haciendo que realices un entrenamiento de baja calidad, limitando tu rendimiento y aumentando la posibilidad de que te lesiones. Tu cuerpo necesita que consumas carbohidratos antes de entrenar para que la fatiga no sea un problema y puedas rendir al 100% de tus capacidades. Y por favor, no te preocupes de engordar. Si después de una clase de CrossFit con nosotros crees que no has quemado lo suficiente, tranquilo, que te haremos hacer burpees hasta que cambies de opinión.

Si lo que quieres es evitar el vómito y/o el malestar de estómago durante un WOD, procura realizar la ingesta de comida entre una y tres horas antes de venir al box. De esta manera te aseguras de que ha pasado el tiempo suficiente para haber hecho tu digestión, y no sufrir nauseas cuando no debes.

Créenos que te entendemos cuando nos cuentas que no siempre es fácil sacar tiempo para saber qué comer. Por eso, dentro de muy poco vamos a ofrecerte un plan que te ayudará a solucionar este problema. No pierdas la pista a nuestras redes sociales, porque vamos a publicar algo muy interesante para ti, atleta.

Esperamos que este post te haya servido de ayuda, y que ahora pienses un poco más en tu alimentación. ¡Nos vemos en tu próximo entrenamiento en Shaka CrossFit!

 

Autor: Jesús Bouquet

Comparte & Keep it Shaka!


Leave a Reply